14

Sala del Estadio


KOUNICOVA 20


En ocasión del 60 aniversario de la fundación de la Asociación de Gimnasia Sokol, en 1922 fue levantado un estadio de verano en la calle Kounicova. En sus alrededores se edificó, solo un año después, un pabellón con una sala de exposiciones, el cual sirvió como espacio multifuncional sobre todo para los mercados brunenses de exposiciones. Desde los inicios sirvió también para la organización de conciertos. Poco después de su apertura, fue instalado aquí el gran órgano de Wilhelm Sauer del año 1885, originalmente ubicado en la sala de conciertos del Rudolfinum praguense. El día 5 de diciembre de 1927 sonó aquí, como estreno mundial, la Misa glagolítica de Janáček. Cuando se dispuso la construcción del recinto ferial en Pisárky, el pabellón de exposiciones pasó a Sokol, que decidió edificar en sus alrededores un nuevo gimnasio y locales sociales. De este modo, poco después del estreno de la Misa glagolítica, la sala original fue completamente rodeada con nuevos edificios. Sin embargo, el interior de la sala se mantuvo casi sin cambios todavía a inicios del siglo XXI, incluido el órgano original.

Leoš Janáček en los balnearios de Luhačovice, donde trabajó en la "Misa glagolítica" (1926) © Museo Regional Moravo
Leoš Janáček en los balnearios de Luhačovice, donde trabajó en la "Misa glagolítica" (1926) © Museo Regional Moravo

¿La antigua misa eslava? Bien, ya saben lo que escribieron sobre mí: el viejo creyente. Por aquel entonces me enfadé y dije: ¡Usted, joven! Primero que no soy ningún viejo y creyente -eso aún menos, eso aún menos. Hasta estoy convencido de ello. [...] Quise captar aquí la fe en la certeza de la nación apoyada no en lo religioso, sino en lo decoroso y poderoso que Dios toma por testigo.

De una entrevista con Leoš Janáček (Literární svět I, 8.3.1928)


Pabellón de exposiciones, hoy Sala del Estadio, vista desde el terreno de juego (1927) © Archivo JZ
Pabellón de exposiciones, hoy Sala del Estadio, vista desde el terreno de juego (1927) © Archivo JZ
Beseda brunense y la orquesta del Teatro Nacional de Brno con el director de orquesta Jaroslav Kvapil en la Sala del Estadio el año 1928 © Museo Regional Moravo
Beseda brunense y la orquesta del Teatro Nacional de Brno con el director de orquesta Jaroslav Kvapil en la Sala del Estadio el año 1928 © Museo Regional Moravo
Leoš Janáček en el jardín delante de su casita con el perrito Čipera el año 1926, en el cual trabajó en la "Misa glagolítica" © Museo Regional Moravo
Leoš Janáček en el jardín delante de su casita con el perrito Čipera el año 1926, en el cual trabajó en la "Misa glagolítica" © Museo Regional Moravo
Manuscrito de Janáček para la "Misa glagolítica" © Museo Regional Moravo
Manuscrito de Janáček para la "Misa glagolítica" © Museo Regional Moravo
Melodía del habla. Leoš Janáček anotó el 11.8.1924: Iba un grupo de visitantes de las ferias de exposiciones por la calle Kounicova hacia las doce del mediodía. Seguramente no se sabían orientar en Brno. Un chavalito que no temía perderse dijo: "–Tenemos boca, ¿no?–". © Museo Regional Moravo
Melodía del habla. Leoš Janáček anotó el 11.8.1924: Iba un grupo de visitantes de las ferias de exposiciones por la calle Kounicova hacia las doce del mediodía. Seguramente no se sabían orientar en Brno. Un chavalito que no temía perderse dijo: "–Tenemos boca, ¿no?–". © Museo Regional Moravo
Melodía del habla. Leoš Janáček anotó junto al Estadio el 5.11.1925: Un niño –6 años– se opone a su madre: "¡No me lo cuentes, mamá!". Y se retorció. © Museo Regional Moravo
Melodía del habla. Leoš Janáček anotó junto al Estadio el 5.11.1925: Un niño –6 años– se opone a su madre: "¡No me lo cuentes, mamá!". Y se retorció. © Museo Regional Moravo
Programa del concierto del 5.12.1927, en el cual sonó como estreno mundial la "Misa glagolítica" © Museo Regional Moravo
Programa del concierto del 5.12.1927, en el cual sonó como estreno mundial la "Misa glagolítica" © Museo Regional Moravo
Postal enviada a Ludvík Kundera quien, después del estreno de la "Misa glagolítica", publicó una crítica con la declaración "Viejo Janáček, persona firmemente creyente". Janáček le escribió como respuesta: "¡Nada de viejo, nada de creyente! ¡Jovenzuelo! Un saludo, Drph. Leoš Janáček, Praga, 28.2.1928.". © Museo Regional Moravo
Postal enviada a Ludvík Kundera quien, después del estreno de la "Misa glagolítica", publicó una crítica con la declaración "Viejo Janáček, persona firmemente creyente". Janáček le escribió como respuesta: "¡Nada de viejo, nada de creyente! ¡Jovenzuelo! Un saludo, Drph. Leoš Janáček, Praga, 28.2.1928.". © Museo Regional Moravo