CÓMO VIVIÓ JANÁČEK

  • RÉGIMEN LABORAL Y VITAL
  • FAMILIA
  • DOMICILIO
  • VIAJES
  • CONDICIONES EXISTENCIALES


RÉGIMEN LABORAL Y VITAL

Leoš Janáček de paseo en el parque Lužánky (1928) © Museo Regional Moravo

El régimen diario, los rituales y costumbres de Janáček estuvieron determinados comprensiblemente y en gran medida por las obligaciones que tuvo que cumplir en un momento dado. Tuvo más tiempo para la composición después de su jubilación en el instituto de maestros brunense en 1904. Después ya se dedicó "exclusivamente" a su escuela de órgano y a la composición. Puesto que Janáček no escribió prácticamente nada por encargo, no estuvo obligado a componer con regularidad, y trabajó más intensamente solo cuando para ello hubieron "razones materiales e interiores". Por ejemplo, hacia el año 1910, cuando se mudó a la casita en el jardín de la escuela de órgano en la calle Smetanova, su día tenía el siguiente aspecto.

Se levantaba en verano a las seis, en invierno a las siete. Después iba a dar un paseo por el parque Lužánky y, seguidamente, desayunaba (junto con su perrita Čipera). Desayunaba modestamente, la mayoría de las veces bebía café. Luego enseñaba hasta la hora de comer, después descansaba un poco y componía más adelante. Más por la tarde se sentaba en el jardín, leía la edición vespertina de las noticias e iba de paseo por Brno. Cenaba pronto y, si no iba a un concierto o al teatro, se iba a dormir también pronto. Cuando, con el paso del tiempo, pasaba con más frecuencia la noche en su despacho de la escuela, entonces componía muchas veces durante toda la noche y se iba a dormir hacia la mañana (Osvald Chlubna: Cómo fue Janáček. El manuscrito está depositado en el Archivo Janáček del Museo Regional Moravo, sin signatura).


FAMILIA

Leoš Janáček se fue de su hogar en Hukvaldy a los once años. Así, el contacto directo con su familia lo perdió todavía siendo niño. Por ello buscó más un soporte familiar en su adultez. Esto lo encontró en la familia de su superior, el director del instituto de maestros, Emilian Schulz, de cuya hija se enamoró y a quien tomó como esposa en el año 1881. Sin embargo, Zdeňka fue educada en un entorno completamente distinto y estuvo muy ligada a la familia, lo que originó frecuentes conflictos entre los recién casados que llegaron al colmo después del nacimiento de su hija Olga. Zdeňka regresó con su familia, el matrimonio interrumpió por algún tiempo su contacto, y se temió que el mismo acabara en divorcio. Mas no se llegó a ello: Leoš y Zdeňka se reconciliaron después de algún tiempo. Pero la vida en común no fue demasiado feliz ni después de esto, especialmente después de la muerte de su segundo hijo, Vladimír, de sólo dos años, cuando Janáček culpó parcialmente de su muerte justo a Zdeňka. Tampoco benefició a la relación el rechazo de Zdeňka a tener otro hijo, lo cual Janáček había deseado mucho. La relativamente vida satisfecha del matrimonio se apoyó así en un único lazo de unión -su inteligente y bella hija Olga. Después de su muerte a sus meros veintiún años, los Janáček se alienaron mutuamente en adelante. Zdeňka, además, no estuvo dispuesta a tolerar los arrebatos amorosos de Janáček (aunque probablemente solo platónicos) y la convivencia mutua fue en ciertas épocas muy tensa. Janáček quiso resolver la situación con el divorcio, pero Zdeňka no quiso aceptar tal solución. Más tarde, el matrimonio cerró un contrato de libertad recíproca, que sin embargo no tuvo validez legal. Pero con ello la situación no se tranquilizó demasiado. Leoš Janáček y Zdeňka vivieron juntos a pesar de todos los problemas hasta la muerte del compositor.

¡Querida Zdenka!

... Stösslová me envió un tapete y fotografías de sus hijos conmigo y con ella. Creo que, si te lo estoy contando, sabes que soy tuyo. Yo sé que quizás muchas veces ser compositor supone estar cercano a la hoguera. Foerster, Novák -se ve que están sentados al lado de un frío horno. Eso ya es así, y a mí contigo no me irá mal.

¡Que vaya bien!

Tu Leoš

De una carta de Leoš Janáček a su mujer Zdeňka, 26.1.1928


DOMICILIO

Leoš Janáček pasó toda su productiva vida en Brno, y se mudó con su familia esencialmente solo en una ocasión -en 1910 del apartamento en la Ciudad Vieja de Brno a la recientemente construida casita en el jardín de la escuela de órgano en la calle Smetanova. De joven ocupó brevemente varias casas de alquiler. Con Zdeňka, su hija Olga y el ama de casa Marie Stejskalová vivió después desde el año 1882 en la casa con balcones en el número 2 de la plaza Klášterní (hoy Mendlovo). En este apartamento, que habitaron los Janáček casi treinta años, nació su segundo hijo, Vladimír. Lamentablemente, aquí también murieron más tarde sus dos hijos (Vladimír a los dos años, y Olga a los veintiuno).

Aquí encontrarán el recuerdo del ama de casa Marie Stejskalová sobre el apartamento de la plaza Klášterní.

Casa en Mendlovo náměstí (Plaza Mendel), donde los Janáček vivieron los años 1882-1910 (primera de la izquierda) © Museo Regional Moravo
Casa en Mendlovo náměstí (Plaza Mendel), donde los Janáček vivieron los años 1882-1910 (primera de la izquierda) © Museo Regional Moravo

Después de mudarse a la nueva casita en el jardín de la escuela de órgano, los Janáček mejoraron notablemente su posición.

Aquí encontrarán el recuerdo del ama de casa Marie Stejskalová sobre la casita en la calle Smetanova.

Leoš Janáček con su mujer Zdenka en el jardín de la casita del director situada en el jardín de la escuela de órgano (1927) © Museo Regional Moravo
Leoš Janáček con su mujer Zdenka en el jardín de la casita del director situada en el jardín de la escuela de órgano (1927) © Museo Regional Moravo

VIAJES

Janáček estuvo ligado desde sus 11 años a Brno, desde donde viajó a distintos lugares generalmente por trabajo, pero también para divertirse y descansar. De manera regular, especialmente por trabajo, visitó solamente Praga. Después de los cincuenta, pasó parte del verano la mayoría de las veces en los balnearios de Luhačovice, pero también se quedó en Karlovy Vary, Bohdaneč y Crikvenica (en la actual Croacia). Desde los años 90 también visitó a menudo su natal Hukvaldy, al principio sobre todo en verano, más tarde durante todo el año. También apreció las estancias en Štrbské Pleso en Eslovaquia. Janáček no viajó demasiado al extranjero. Como excepciones, sus estudios en Leipzig y Viena, tres viajes a Rusia para visitar a su hermano František o las estancias laborales en la ciudad bávara de Oettingen y en Varsovia. Después de la fundación de Checoslovaquia, sus viajes al extranjero estuvieron relacionados sobre todo con los festivales de la Sociedad Internacional para la Música Contemporánea (SIMC), donde asistió a la interpretación de sus composiciones (Salzburgo 1923, Venecia 1925, Frankfurt 1927). También asistió a producciones de su obra en Alemania. En 1926 emprendió un viaje oficial a Inglaterra como invitación del comité solemne encabezado por Rosa Newmarch, crítica musical, escritora y propagadora de la obra de Janáček.

Leoš Janáček con el maestro de ballet de la Ópera Metropolitana de Nueva York, Otakar Bartík, en Venecia en el festival de la Sociedad Internacional para la Música Contemporánea (1925) © Museo Regional Moravo
Leoš Janáček con el maestro de ballet de la Ópera Metropolitana de Nueva York, Otakar Bartík, en Venecia en el festival de la Sociedad Internacional para la Música Contemporánea (1925) © Museo Regional Moravo
Leoš Janáček explora el puerto de Vlissingen durante su regreso de Inglaterra (1926) © Museo Regional Moravo
Leoš Janáček explora el puerto de Vlissingen durante su regreso de Inglaterra (1926) © Museo Regional Moravo

Una de las dos grabaciones cinematográficas conservadas de Leoš Janáček fue tomada en un barco de vapor durante la excursión a Závist con los participantes del Festival Internacional de Música Contemporánea en Praga en 1925. La grabación fue realizada por Marie Calma-Veselá. De izquierda a derecha: Viktor Běljajev, Leoš Janáček, Viliam Figuš-Bystrý, Marie Calma-Veselá, Ernest Closson.© Archivo Nacional Cinematográfico


CONDICIONES EXISTENCIALES

Registros de Janáček de los costes de unos viajes en calesa © Archivo JZ

La situación económica de Janáček naturalmente cambió durante su vida. Al principio fue un muchacho completamente pobre, respaldado por la fundación de la Ciudad Vieja de Brno y por su tío Jan Janáček. En el período desde el inicio de su actividad remunerada -esto es, desde 1876 hasta 1903, cuando en el instituto de maestros le fueron autorizadas las vacaciones sanitarias y, después de un año, su retiro con jubilación-, estuvo asegurado económicamente sobre todo por los ingresos derivados de la actividad pedagógica y, solo en escasa medida, por sus composiciones. Sin embargo, en el transcurso de los años 1904-1914, la situación económica de Janáček mejoró. Esto fue debido sobre todo a una relativamente alta pensión estatal y a los ingresos de la escuela de órgano. Estas cantidades entonces tuvieron siempre su origen en la actividad pedagógica, nunca en la compositiva, aunque también ahí se produjo un incremento en los ingresos. Sin embargo, en relación con las ganancias totales, el ingreso por la actividad compositiva fue insignificante. Los ingresos de Janáček aumentaron considerablemente después del exitoso estreno de Jenůfa en Praga en 1916 y en la Ópera de la Corte de Viena en 1918, y su situación económica mejoró en adelante. Esto fue debido al notable incremento de los ingresos por la gestión y edición de las obras. También contribuyó a ello la decisión de Janáček de cerrar un contrato con la editorial vienesa Universal Edition. En el año 1918, los ingresos por las obras del compositor se acercaron a los dos tercios de la totalidad de los ingresos de Janáček.

Entonces, en el transcurso de los años veinte, la situación económica de Janáček fue muy favorable. Gracias al alto salario como profesor en la escuela magistral praguense y a la posterior pensión, así como también a los elevados ingresos de la actividad compositiva asociada igualmente a la concesión de premios estatales, Janáček fue considerablemente acaudalado en su vejez. Aun así, su nivel vital no cambió excesivamente respecto a los años anteriores. Los únicos gastos importantes estuvieron relacionados con donaciones y con la adquisición de bienes muebles e inmuebles en su natal Hukvaldy.


Autor del texto: Jiří Zahrádka. Tomado de la publicación Compositores checos famosos, editada por el Museo Nacional de Praga en 2020.